Soluciones

Identificación del iris para garantizar seguridad en el transporte público


 

Un punto prioritario en temas de seguridad es lograr que quien brinda servicios públicos cotidianos, como los choferes de microbuses o autobuses urbanos, sean fiables.

A partir del uso de alta tecnología, que permite la identificación de personas mediante el iris y pruebas antidopaje, el Módulo de Licencias de Servicio Público inaugurado el 4 de agosto pasado en Naucalpan dará mayor seguridad a los ciudadanos que se transportan en este populoso municipio mexiquense.

Este módulo es parte de la apuesta del Gobierno del Estado de México, encabezado por Eruviel Ávila, para lograr que el transporte público tenga la calidad que merecen los ciudadanos. Además, como una premisa adicional, los servicios se colocan cerca de los usuarios y mejoran continuamente sus procesos.

La primera licencia del Módulo Naucalpan, el quinto en su tipo, se emitió en presencia del Presidente del grupo Cosmocolor, Jorge Kahwagi Gastine, empresa a cargo de la parte tecnológica del proyecto, y del secretario de Movilidad del Estado de México, Edmundo Ranero.

El módulo recibirá a los choferes de esta parte del Estado de México, cuyas biometrías serán registradas para evitar suplantaciones de identidad.

La identificación mediante el iris utilizada aprovecha el hecho de que, a semejanza de las huellas dactilares, cada persona tiene un patrón de colores y formas irrepetibles en sus ojos. Con esta aplicación de tecnología biométrica de punta, se logra identificar sin margen de error que la persona sea quien, efectivamente, realizó los trámites y cumplió los requisitos para obtener su licencia de conductor en los sistemas de transporte público mexiquense.

De igual forma, en el módulo se realizan pruebas para garantizar que los conductores estén libres de consumo de estupefacientes. El proyecto de emisión de licencias buscó que los ciudadanos tengan la seguridad de que el chofer que les está otorgando el servicio esté libre de drogas, enfermedades psicológicas, además de que posea los conocimientos necesarios para desempeñar su trabajo en las calles y avenidas mexiquenses.

Finalmente, la persona que cumplió los requisitos y está plenamente identificada recibirá su licencia en mano.

La prueba de orina elegida como parte de este proceso, destinado exclusivamente a conductores de micros y autobuses urbanos, identifica nueve tipos de droga y sus resultados se obtienen en forma prácticamente instantánea. Las tiras reactivas de esta prueba clínica también son una novedad en este sentido.

En cuanto a las etapas tradicionales, como la toma de huellas dactilares, fotografía e impresión de la licencia y tarjetón, se decidió que se hagan luego de una nueva verificación del iris.

Con el módulo instalado en Naucalpan con apoyo de  Cosmocolor, el Estado de México se convierte en la primera entidad del país —y la única en América Latina— que cuenta con estos niveles de certeza en el proceso de identificación de los conductores de todo el servicio de transporte público.

Es de desatacar la labor que realizaron José Ramón Gutierrez e Isidro Rivas, responsables del Registro de Transporte Público y sus conductores, y que son parte del equipo del secretario Edmundo Ranero, así como la presencia del empresario de transportes, Jaime Soberanes, para que el Módulo Naucalpan entrara en operación.

Para ciudadanos en general. En cuanto a la obtención de las licencias para ciudadanos en general (que se emiten a través de un procedimiento más sencillo), es importante destacar que ya es posible obtener cita vía internet para realizar el trámite de obtención.

El trámite para la ciudadanía en general  es diferente al que realizan los conductores de transporte público, puesto que en este último caso se requieren mecanismos de seguridad más firmes.

Como parte de un programa piloto, los módulos ubicados en Atlacomulco y Ecatepec de Morelos brindan citas por internet a los ciudadanos.

Se pretende extender esta posibilidad al resto de los 23 Módulos existentes en la entidad.

Otra facilidad es el cobro con tarjetas bancarias en los módulos fijos de expedición de licencias de Tlalnepantla de Baz, Naucalpan de Juárez, Chalco, La Paz, Toluca, Atlacomulco, Huixquilucan y Metepec, también como prueba piloto.